Premio a la Excelencia del Periodismo “Pedro Joaquín Chamorro Cardenal”




Reflexión sobre el Premio a la Excelencia del Periodismo “Pedro Joaquín Chamorro Cardenal”

La Fundación “Violeta Barrios de Chamorro” y el Sistema del Coordinador de Residentes de las Naciones Unidas me han delegado el honor y la responsabilidad de institucionalizar un Premio a la Excelencia del Periodismo en su contribución a la Gobernabilidad Democrática, con el nombre de mi padre.

Al reflexionar sobre su significado, lo primero que se viene a mi memoria es una frase que no es de Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, pero que él se la expresó a un periodista costarricense en una de sus últimas entrevistas y aquí en Nicaragua quedó como un epitafio del Mártir de las Libertades Públicas, cuando fue asesinado el 10 de enero de 1978.

Cada quien es dueño de su propio miedo,
dijo esa vez y con el tiempo entendí que se refería al tamaño de la soga, a la libertad y la razón que periodistas, ciudadanos y a veces los pueblos enteros se imponen o se dejan imponer.

-

Veinticinco años después, la creación de un premio al periodismo con el nombre de Pedro Joaquín Chamorro es posible, primero porque en 1990 la presidenta Violeta Chamorro comenzó a cortar la soga y se institucionalizó la libertad de expresión, como un derecho sagrado de los nicaragüenses. Segundo, porque de una forma u otra la prensa nacional siguió cortando la soga y se puso a la vanguardia del ejercicio de dicha libertad, de su libertad de prensa y expresión, que es la primera de todas las libertades.

Por eso este premio, desde la perspectiva de la Fundación Chamorro, en primer lugar, rinde tributo al oficio de hombres y mujeres que a diario realizan el gran reportaje de nuestra historia, que fue la lucha del Siglo XX, la lucha por las libertades públicas en Nicaragua. Su exaltación nunca está de más y su defensa es requisito principal en el ejercicio profesional de todo periodista.

Nicaragua no está sola en este homenaje a la libertad y a la dignidad de una profesión que es tan antigua, como la escritura misma y tan nueva como los medios de comunicación electrónicos y virtuales. El apoyo de Naciones Unidas a la creación del Premio Pedro Joaquín Chamorro confirma que el periodismo nicaragüense se ha ganado el respeto de la comunidad internacional y que ha despertado expectativas, que son a la vez un desafío a la calidad informativa de nuestros periodistas y a su responsabilidad con la gobernabilidad.


Ambas instituciones, la Fundación “Violeta Barrios de Chamorro” y el Sistema de Naciones Unidas, coincidimos en que la consolidación de la democracia, la libertad de expresión y el desarrollo económico, social y cultural del país demanda promover el liderazgo de los periodistas que con su compromiso informativo contribuyen al fortalecimiento de un sistema democrático, más justo tanto en lo social, como en lo económico y lo político.


Y en esta línea, el premio Pedro Joaquín Chamorro Cardenal pretende alentar la labor de una prensa responsable y libre en torno a la fiscalización a los poderes públicos y privados, el empeño periodístico en la promoción de los derechos humanos, la búsqueda de la justicia y la defensa de los valores nacionales y universales.

En la entrega de este premio valoramos el desarrollo del periodismo en Nicaragua que ha servido a los nicaragüenses de tribuna popular para frenar dictaduras, moderar espíritus violentos en la oposición y en el gobierno, promover la institucionalidad de la democracia, y entre otras cosas crear un espíritu de vergüenza nacional ante los atropellos a la dignidad del nicaragüense.

Se reconoce la labor valiente y difícil del diarismo nicaragüense, que ha marcado épocas y diferentes aspectos de la vida nacional, hasta llegar al presente en que ha logrado en muchos de sus exponentes completa independencia. Y sin rendirse a halagos, ni amenazas, se ha colocado en la primera fila del combate en contra de la corrupción investigando, denunciando, informando a fondo y así proporcionándole al pueblo medios para orientar mejor su destino.

El premio Pedro Joaquín Chamorro Cardenal rescata el rol histórico de la prensa nacional y se ofrece como apoyo al proceso de modernización del periodismo nicaragüense; el de la búsqueda de la excelencia ligada al cumplimiento de su responsabilidad como institución de la democracia. Para mi padre el periodismo es una labor patriótica, de compromiso con el interés general, en función de su comunidad y únicamente al servicio de la Verdad y la Justicia.

Cristiana Chamorro - Directora Fundación Violeta Barrios de Chamorro

XI Edición

La Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH) en alianza con Hivos y la Universidad Centroamericana (UCA) realiza la entrega del premio a la excelencia periodística “Pedro Joaquín Chamorro Cardenal” en su onceava edición.

Este ejercicio es una oportunidad para reflexionar sobre el estado de la Libertad de Expresión, principalmente porque el año 2015 ha sido un año marcado por la represión a la libertad de conciencia, que es también la de expresión. Por eso esta vez el premio PJCHC lo entregamos bajo protesta.

Cristiana Chamorro - Directora Ejecutiva FVBCH

Los reconocidos periodistas centroamericanos que integraron el jurado, son ajenos a la cotidianidad nicaragüense, experiencia que les permitió aproximarse a la realidad de este país. “Una realidad, que en términos periodísticos, está bien documentada, contiene riqueza narrativa y posee un innegable interés público”, expresa el equipo de evaluadores.

El Jurado Internacional integrado por Juan Luis Font, Director de Canal Antigua, Guatemala; Gabriel Trillos, Director del Grupo Dutriz de San Salvador y Hassel Fallas de la Nación de Costa Rica, reconoció las virtudes de los trabajos ganadores porque, en medio de las tensiones que pueden encarar los periodistas para acceder a fuentes oficiales, consiguieron un equilibrio en las diversas visiones transmitidas

Los ganadores en la categoría Periodismo de Profundidad fueron Wilfredo Miranda por el reportaje multimedia “Los desplazados del Canal” y Roberto A Fonseca por la serie de reportajes “Nicaragua post desminado”, primero y segundo premio respectivamente.

La categoría Periodismo de Actualidad, fue otorgada a Iván Olivares con el trabajo “No nos ayudaron, gritábamos auxilio” y José Adán Silva: “Vida y muerte sobre dos ruedas, primero y segundo premio.

Julio López, de Onda Local es el ganador de la categoría Noticia Local y Comunitaria por el reportaje “Rechazan reubicación propuesta por la B2Gold” y la joven Sayuri Nishime obtuvo el premio Estudiante de Periodismo con “El Canal Interoceánico ¿sueño o pesadilla?”.

Además se hace mención honorífica a la estudiante Alejandra González autora del reportaje “El poeta de las calles”. Mientras que las categorías Periodismo a la Inmediatez noticiosa y el Blog Periodístico se declaran desiertas.

Los criterios noticiosos tomados en cuenta para evaluar los trabajos más de setenta concursantes fueron: tratamiento y profundidad de la información; calidad narrativa del texto o de la imagen; originalidad de la investigación; relevancia del tema; y valores éticos y profesionales reflejados en el trabajo.

Jurado Internacional

Acta XI Edición

X Edición

Jurado Internacional

  • Sr. Elber Gutiérrez Roa
  • Sr. Diego Cornejo Menacho
  • Sra. Lourdes de Obaldía
  • Colombia
  • Ecuador
  • Panamá

IX Edición

Jurado Internacional

  • Sra. Jineth Bedoya Lima
  • Sr. Guido Rodríguez Lugari
  • Sra. Judith Torrea Oiz
  • Colombia
  • Panamá
  • Mexico

VIII Edición

Al igual que todos los años el Premio a la Excelencia del Periodismo Pedro Joaquín Chamorro Cardenal rinde tributo a la Libertad de Expresión y enaltece el trabajo de las mujeres y los hombres de prensa que a diario arriesgan su vida por nuestro derecho a saber y estar verazmente informados. En esta octava edición, que cuenta con apoyo de Hivos, recibimos 31 trabajos periodísticos para concursar en siete categorías a las que el Jurado Internacional dedicó tiempo y profesionalismo.

Agradecemos de manera especial que hayan venido de México, Colombia y Estados Unidos.Reconocemos en cada uno de los trabajos presentados la tradicional valentía y tenacidad de la prensa nicaragüense frente al contexto regional de creciente intolerancia de presidentes populistas y autoritarios contra las libertades públicas.

A como ocurre entre los socios del Alba, y Nicaragua no es una excepción, la tendencia es la aplicación de maniobras judiciales, leyes de seguridad nacional para limitar el derecho ciudadano a estar verazmente informado; legislaciones relacionadas a la responsabilidad social de los periodistas en búsqueda del silencio; códigos laborales para impedir la circulación de medios escritos y otros artificios.

Son métodos de represión frente a los cuales hay que estar alertas, porque el gobierno de Nicaragua tiene la debilidad de contagiarse de malos ejemplos, a como vemos lo está haciendo el presidente inconstitucional con la construcción de su imperio familiar mediático. Sin duda aquí se sigue el modelo de Argentina, Venezuela y Ecuador, ese que el analista del Miami Herald, Andres Oppenheimer, bautizó como el de la “dictadura mediática”, para describir la incursión de mandatarios autócratas en el control privado de las empresas informativas.No solo apuestan silenciar a sus críticos, sino a la degradación del debate público y a destruir la calidad de prensa. El monopolio de la familia gobernante en el último año ha logrado, junto con un empresario extranjero, controlar ocho canales de televisión y varias radios. Ambos coinciden en el establecimiento de una agenda mediática con énfasis en nota roja, entretenimiento barato y cadenas de propaganda oficial. En consecuencia, resulta un duopolio que al final compra silencio con dinero, provoca competencia desleal y pretende imponer el amarillismo, la farándula y el discurso oficialista, en detrimento de los intereses ciudadanos y de la búsqueda del bien común.

Y hay otra amenaza regional que también toca las puertas de Nicaragua: la violencia contra periodistas en un ambiente de impunidad. Cuando no es el Estado aplicando el modelo Alba, el que trata de criminalizar y copar la prensa en la región, es el crimen organizado. El “caso Televisa” es una muestra de cómo los narcotraficantes usaron el logotipo del medio o presuntamente penetraron la empresa para realizar gestiones, cruzar aduanas, traficar la droga y golpear la credibilidad de un medio de comunicación. Y es que a la par de los enemigos de la libertad de prensa crece el narcotráfico, porque donde no hay libertad hay impunidad para su reproducción.Hay que señalar también que la entrega de este premio a la calidad del periodismo nicaragüense la hacemos consciente de que nos encontramos a la sombra de un posible tercer fraude electoral el próximo 6 de noviembre. Estamos seguros que ante este otro desafío los periodistas volverán a ponerse en primera fila para la defensa del voto ciudadano como lo hicieron en el del 2008 y en el 2011.Dichas violaciones a nuestro derecho a elegir han resultado ser las mejores documentadas en la historia de América Latina, gracias al esfuerzo riguroso del periodismo nicaragüense. Hoy frente a la gran responsabilidad que tiene la prensa nacional en la defensa de las libertades publicas, la Fundación Violeta Chamorro confirma su compromiso de seguir promoviendo la excelencia del periodismo, como principal garantía de la Libertad de Expresión en Nicaragua.

En nuestro plan de acción también nos proponemos continuar impulsando el derecho de acceso a información pública y potenciar las capacidades de comunicación ciudadana en las redes sociales, para que estas sean usadas con más poder y articulación en defensa de los derechos humanos y la democracia.Confiamos plenamente en el jurado calificador y estamos seguros que quienes ganaron este concurso honran el esfuerzo de la Fundación Violeta Chamorro de promover la calidad y la independencia del periodismo, para lograr como dijo Pedro Joaquín Chamorro Cardenal que “Nicaragua Vuelva a ser la República”. La autora es periodista

Jurado Internacional

  • Sr. Héctor Zamarrón
  • Sra. Martha Elvira Soto Franco
  • Sr. Enrique Durán
  • Mexico
  • Colombia
  • Estados Unidos

VII Edición

Jurado Internacional

  • Sr. Daniel Santoro
  • Sra. Sylvia Gereda
  • Sr. Carlos Dada
  • Argentina
  • Guatemala
  • El Salvador

VI Edición

Jurado Internacional

  • Sr. José Buendía
  • Sra. Liza Gross
  • Sr. Miguel Huezo-Mixco
  • Mexico
  • Estados Unidos
  • El Salvador

V Edición

Jurado Internacional

  • Sr. Armando González
  • Sra. Nuria Piera
  • Sr. Arturo Wallace
  • Costa Rica
  • República Dominicana
  • Nicaragua

IV Edición

Jurado Internacional

  • Sra. Giannina Segnini
  • Sr. Daniel Morcate
  • Sr. Juan Bautista Arrién
  • Costa Rica
  • Miami, Florida (Estados Unidos)
  • Nicaragua

III Edición

Jurado Internacional

  • Sra. Margarita Vidal
  • Sr. Miguel Ángel Bastenier
  • Sr. Juan Bautista Arrién
  • Colombia
  • España
  • Nicaragua

II Edición

Jurado Internacional

  • Sr. José Rubén Zamora Marroquín
  • Sr. Mauricio Funez
  • Sr. Juan Bautista Arrién
  • Guatemala
  • El Salvador
  • Nicaragua

I Edición

Jurado Internacional

  • Sr. Eduardo Ulibarri
  • Sr. Jaime Abello Bamfi
  • Sr. Juan Bautista Arrién
  • Costa Rica
  • Colombia
  • Nicaragua